Y llegó el desamor, ese que te desnubla, te hace abrir los ojos de un tortazo, te congela y te hace añicos el corazón para luego reforzarlo con barreras,muros y pinchos si hace falta.Y cuando piensas que ya has tocado fondo, despiertas y resucitas como si de un pájaro en libertad se tratase, sin parar de volar, respirando cada nuevo aliento, disfrutando de todo aquello que al parecer juntos no fuimos capaces de ver. El desamor te enseña a quererte, a amarte, valorarte, pensar en ti y eso se consigue con el tiempo,que es muy sabio y pone a todos en su sitio a su debido tiempo. Pero lo más importante es, que en ese tiempo no dejes de ser tú mismo para complacer a los demás y no sentirte sólo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s