vihbCuánto de importante llega a ser una cosa,una persona en nuestras vidas, y cuánto de rápido desaparece sin dejar ni un ápice de sentimiento,dolor o nostalgia.

Me sorprendo cada vez más de la capacidad que tenemos para deshacernos de las cosas,de las personas, cuando algo no nos gusta lo tiramos y ya está, cuando alguien no ha sido honesto con nosotros dejamos de llamar, de hablar y como si una relación nunca hubiese habido.

Me sorprendo también de la facilidad con la que algunas personas critican,dañan,despotrican,hacen pedazos a una persona sin ni siquiera conocerla. La facilidad con que insultamos,pegamos,amenazamos …

Me sorprendo de nuestra pasividad,normalidad,  frente al televisor cuando vemos casos de maltrato, casos de bullying, suicidios… Por desgracia, esos sucesos se han vuelto tan corrientes en  nuestras vidas, que hemos dejado de prestarles interés, apagamos la televisión y mañana será otro día.

Me sorprendo de la incapacidad que tienen muchas personas a la hora de empatizar con un desconocido, de la poca humildad que se ve por las calles de nuestras ciudades, ya sea para darle dinero o ayudar al que más lo necesite o ayudar a cruzar el paso de cebra a una persona minusválida. De igual manera me sorprendo cuando veo a una persona cruzar con el semáforo en rojo y nadie se inmuta, como hace unos días, que vi a un padre cruzar el paso de cebra con todos sus hijos y el semáforo en rojo,le llame la atención y no dio ni las gracias.

Ha llegado un momento en que no somos capaces de prestarle atención más de un minuto a nada que no sea de nuestro interés, no nos molestamos en “perder el tiempo” en otras cosas…

Hemos dejado de valorar las cosas, de darles la importancia que se merecen, igual que hemos dejado de valorar a las personas que tenemos a nuestro alrededor,hemos echado a un lado los valores y los principios y nos hemos limitado y/o acomodado a vivir viendo la vida pasar sin disfrutarla.

 

Naroa Martínez.

2 comentarios sobre “¿Dónde están nuestros principios y valores?

  1. Hola, totalmente es así, probablemente la indiferencia sea el principal motivo por el que nos van mal las cosas, tanto en la sociedad como a nivel individual. Casi toda nuestra historia, con un estilo de vida nómada, hemos vivido en tribus donde teníamos el apoyo incondicional de los demás, de hecho les favorecía ayudarnos porque nosotros también podíamos serles de ayuda a ellos en otro momento. Pero en verdad trascendía el puro egoísmo: se tenía la visión de que el clan era un solo ser, y todos los individuos una parte de ese ser colectivo. Todo esto se ha perdido completamente.

    En esta sociedad vivimos centrados en consumir a todos los niveles, incluso en lo emocional. Los jóvenes de ahora buscan relacionarse con el mayor número de personas, aún sin valorar la calidad de esas relaciones. Se drogan, beben a mansalva, no pueden quedarse atrás en ninguna aplicación o novedad si no quedan anticuados. Muy mal está la cosa con los más jóvenes de ahora. Están más condicionados por las empresas y por la globalización que nunca.

    Comparto tu punto de vista y por el blog he puesto muchos artículos en esa línea: https://paramisonenigmas.wordpress.com/2019/02/26/vivimos-en-una-sociedad-fria-sombria-y-hostil/

    Seguiré este blog, que veo que se ha abierto hace poco.

    ¡Un saludo!

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s