“Si uno no se quiere a si mismo, difícilmente  podrá querer a los demás”gyg.jpg

No sabemos querer ni querernos . Casi todos alguna vez en nuestra vida hemos experimentado ese querer tan incondicionalmente necesario hacia otra persona que cuando hemos terminado la relación hemos sentido una inmensa libertad en nuestro cuerpo. Ese querer que te lleva a un mundo de fantasía del que luego sales y ves que no todo era tan fantástico, que lo fantástico acaba de empezar.

Tenemos que saber diferenciar entre el querer por necesidad y el querer verdadero.El querer verdadero es aquél que no se puede evitar, aquél que no se puede frenar, aquél que no necesita nada a cambio, aquél que se sigue sintiendo aunque la otra persona ya no esté,aquél que llega sin avisar,aquél por el cuál no dejas de ser quien eres…

El querer por necesidad se puede evitar y se puede frenar, solo hace falta querernos nosotros para poder querer bien a los demás.

“ Cree en ti mismo y serás capaz de cualquier cosa”

No sé exactamente en qué punto dejamos de ser nosotros mismos para convertirnos en otra persona.
No me explico la facilidad con la que dejamos de querernos para querer a otros.

“El querer más bonito es el querer sin querer”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s